Cáncer de Vejiga, tipos y factores de riesgo

Por: Departamento Grupo Médico LifEscozul®

Fecha: 16 de Octubre 2020®

El Cáncer de Vejiga es uno de los tipos de cáncer más comunes, tiende a afectar más a los hombres que a las mujeres y en general se presenta en personas mayores, pero hay casos en los que las personas jóvenes también pueden padecerlo.

Sistema Urinario ¿Cuál es su función? - LifEscozul®

Al ser un cáncer muy común debemos estar muy atentos a sus síntomas, los cuales pueden incluir:

  • - Sangre en la orina (a lo que se denomina médicamente como Hematuria).
  • - Dolor al expulsar la orina.
  • - Dolor pélvico.
  • - Dolor de espalda.
  • - Necesidad frecuente de ir al baño para orinar.

Existen varios tipos de células en la vejiga que pueden volverse cancerosas y estas células determinarán el tipo de cáncer, los cuales se dividen en:

  • Carcinoma urotelial: se presenta en las células que recubren el interior de la vejiga, estas se expanden cuando la vejiga está llena y se contraen cuando se expulsa la orina. Estas células también recubren el interior de los uréteres y la uretra, lugares en los que, al igual que en la vejiga, pueden formarse tumores. 
  • Carcinoma epidermoide: se relaciona con la irritación crónica de la vejiga y se ha determinado que este tipo de cáncer es más frecuente en aquellos lugares en donde se producen infecciones de la vejiga por parásitos.
  • Adenocarcinoma: comienza en las células que componen las glándulas secretoras de mucosidad en la vejiga. Solamente el 1% de los cánceres de vejiga son Adenocarcinomas, además, estas células cancerosas tienen mucho en común con las células de los cánceres de colon.  

 Hay varios factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de padecer Cáncer de Vejiga y muchos de ellos se pueden evitar:

  • Fumar: los fumadores tienen el triple de posibilidades de padecer este tipo de cáncer.
  • Exposición a sustancias químicas: los productos químicos conocidos como Aminas Aromáticas (la Bencidina y la Beta-Naftilamina) que a veces se usan en industrias de colorantes pueden causar cáncer de vejiga. Entre los trabajos que representan un mayor riesgo están: fabricantes de goma, cuero, textiles y productos para pinturas, compañías de imprenta, pintores, peluqueros (probablemente por la exposición excesiva a los tintes para el cabello), operarios de maquinarias, tipógrafos y conductores de camiones (probablemente debido a la exposición a los gases de Diésel).
  • Ciertas medicinas o suplementos herbarios: según la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos), el uso de Pioglitazona (Actos®, el cual es usado para tratar la diabetes) y los suplementos alimenticios que contienen Ácido Aristolóquico, han sido asociados como factores de riesgo de cánceres uroteliales.
  • Niveles de Arsénico en el agua potable: este factor dependerá del lugar en el que usted viva y de si recibe agua de un pozo o de un sistema público de agua que cumpla con las normas de seguridad de bajo contenido arsénico.
  • No beber suficientes líquidos: las personas que beben la cantidad de agua necesaria todos los días suelen tener tasas más bajas de cáncer de vejiga. Esto está relacionado con el hecho de que vacían sus vejigas más a menudo y así evitan que las sustancias químicas permanezcan mucho tiempo en su organismo.
  • Raza y origen étnico: según algunos estudios las personas de raza blanca son doblemente más propensas a padecer cáncer de vejiga en comparación con las personas de raza negra, hispana, oriental e indígena.
  • Edad y género: 9 de cada 10 personas que padecen cáncer de vejiga son mayores de 55 años y es mucho más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Irritación e infección crónica de la vejiga: las infecciones urinarias, los cálculos renales y en la vejiga, los catéteres de la vejiga que se usan por mucho tiempo, La Esquistosomiasis o Bilharziasis (una infección causado por un gusano parasitario que puede penetrar a la vejiga), así como otras causas de irritación crónica de larga duración de la vejiga se han asociado a este tipo de cáncer (pero no está claro si en realidad lo causan).
  • Defectos congénitos de la vejiga: antes de nacer existe una conexión entre el ombligo y la vejiga (a la cual se denomina Uraco), si parte de esta conexión permanece después del nacimiento podría convertirse en cáncer, pero no es común que esto suceda. Otro defecto de nacimiento es la Extrofia, que es cuando la vejiga y la pared abdominal enfrente de la vejiga no se cierran por completo durante el desarrollo del feto y terminan fusionándose, dejando el revestimiento interno de la vejiga expuesto fuera del cuerpo. Este defecto puede corregirse a los pocos días del nacimiento por medio de cirugía, pero en caso contrario la persona tiene más riesgos de padecer cáncer de vejiga.
  • Antecedentes familiares y genéticos: si se tienen familiares que hayan padecido esta enfermedad el riesgo aumenta.

Recuerda que ante cualquier duda y/o síntoma siempre debes consultar a tu médico y realizarte los exámenes pertinentes. Para leer los casos de éxito del Protocolo LifEscozul® en el tratamiento de Cáncer de Vejiga, ingresa a nuestra sección Resultados con Escozul® - Cáncer de Vejiga

Artículos destacados