Escozul®: ¿Para que sirve?

Escozul® ¿Para que sirve?

Muchas personas que nos contactan para obtener el Escozul® suelen preguntarnos si es una cura para el cáncer, y nuestra respuesta siempre es la misma: No es posible considerar el Escozul® como una cura para el cáncer, y siendo lo más realistas posibles, también decimos que no existe una cura universal para el cáncer.

Esto se debe a que existen muchos tipos de cáncer con orígenes diferentes y con estructuras diferentes, por lo que creer o suponer que un solo producto puede curar esta enfermedad nos aleja de la posibilidad de hacer algo real por el paciente.

¿Para que sirve el Escozul®?

El Escozul® es un producto totalmente natural que se elabora usando el principio activo presente en el veneno de un escorpión que sólo habita en Cuba (Rhopalurus junceus). Se sabe, a través de estudios realizados en laboratorio, que su principio activo actúa de forma selectiva sobre las células tumorales malignas inhibiendo su desarrollo, con lo que se consigue retrasar el crecimiento del tumor y en ocasiones disminuir su tamaño.

A primera vista puede parecer que esto no es suficiente, sin embargo la experiencia nos ha enseñado que gracias a esta propiedad se logra ofrecer al paciente un tiempo de sobrevida mayor a lo estimado por los médicos inicialmente.

Aunque el cáncer no se elimina en todos los casos sí se logra disminuir considerablemente la mortalidad del mismo, haciendo que el paciente conviva con la enfermedad. A esto se le conoce como propiedad antitumoral.

Además de sus propiedades antitumorales se sabe que el Escozul® puede actuar como analgésico y anti inflamatorio, lo que puede ayudar al paciente a mejorar su calidad de vida.

Con respecto al dolor, hemos observado que se consigue disminuir su intensidad y/o su frecuencia de aparición con el uso continuo del Escozul® en la mayoría de los casos. Esto ayuda al paciente a disminuir la cantidad de analgésicos por toma o alargar el tiempo entre tomas, permitiéndole alcanzar una calidad de vida que no es común en la enfermedad. Así mismo, existen casos en los que no se consigue controlar el dolor y se debe recurrir a otro tipo de analgésicos, como la morfina.

Como anti inflamatorio hemos observado que su efecto es limitado. Es necesario saber que algunas inflamaciones en pacientes con cáncer son causadas, por ejemplo, por la retención de líquido en el abdomen (líquido ascítico). Ese tipo de inflamación no se soluciona con el uso del Escozul®, porque depende de que se deje de producir ese líquido en el organismo.

Basado en estas propiedades, el Escozul® se utiliza de forma preferencial para tratar tumores malignos por su capacidad para controlar el crecimiento tumoral, lo que en la mayoría de los casos se traduce en un mayor tiempo de sobrevida del paciente.

Como la disponibilidad del medicamento es limitada, normalmente no se utiliza para el tratamiento de enfermedades de dolor o inflamación crónicos.

¿Para qué no sirve el Escozul®?

No existe un estudio que demuestre que el Escozul® pueda tener una acción sobre el sistema inmune, por lo que no se suele utilizar para el tratamiento de enfermedades relacionadas al sistema inmune, tales como: VIH (SIDA), lupus, esclerosis múltiple.

Como está demostrado que el Escozul® sólo actúa sobre las células tumorales malignas no se utiliza en el tratamiento de tumores benignos, tampoco se utiliza para la diabetes, la hipertensión, el pénfigo, la psoriasis, la artrosis, la artritis o el reuma.

No existe un medicamento capaz de tratar enfermedades tan diferentes de forma efectiva, y cuando alguien nos propone algo así estamos claramente ante una estafa.

En resumen, el Escozul® sirve para brindar al paciente un control efectivo sobre el desarrollo del cáncer y una mejoría notable en su calidad de vida, que se traduce en un mayor tiempo de sobrevida pero no representa una cura para el cáncer.