Escozul® Conservación, Caducidad y Control de Calidad

Conservación y caducidad / Control de calidad

Conservación y caducidad

El Escozul® está compuesto únicamente por el veneno purificado del escorpión azul (que es una proteína) y agua. Actualmente a la formulación se le ha añadido conservantes para mantener su estabilidad, sin embargo es muy importante mantener todo el tiempo la cadena de frío.

Al ser una proteína, para que no se dañe debe mantenerse en refrigeración, por ello el Escozul® se transporta en cadena de frío para evitar que esté expuesto a altas temperaturas que puedan descomponer la proteína y afectar sus propiedades.

En las primeras pruebas de estabilidad hechas al producto Escozul®, presentadas en el año 2005, se demostró que el medicamento tiene una caducidad de 3 meses en refrigeración entre 2 y 8 ºC, y de 14 meses en congelación.

Control de calidad

Antes de comenzar el proceso de extracción del veneno y preparación del producto, el área de trabajo se desinfecta y los instrumentos a ser utilizados tanto en la extracción como en la preparación de la fórmula magistral (solución madre Escozul®) se esterilizan. El técnico de laboratorio utiliza mascarilla, guantes y gorro para evitar la contaminación de la muestra.

Previo a la extracción del veneno, las colas de los escorpiones se limpian con alcohol etílico para evitar una posible contaminación del veneno extraído. Las gotas de veneno se dejan caer en una cantidad determinada de agua destilada, obteniéndose la fórmula magistral o solución madre de Escozul®.

Luego, se procede a la purificación de la solución y posteriormente se le determina la concentración para enviar la cantidad prescrita al paciente. A esta solución final se le hacen pruebas para descartar contaminación biológica y se deja una muestra para cualquier verificación a posteriori.