Resultados con LifEscozul®

Martín Hamel - Cáncer de Vejiga - Resultados con LifEscozul® Cáncer de Vejiga

Introducción al caso

El Cáncer de Vejiga afecta tanto a hombres como a mujeres y es uno de los tipos de cáncer más frecuentes. Suele aparecer en adultos mayores pero también hay casos en los que se presenta en personas jóvenes.

La recomendación para tratar esta enfermedad es extraer la vejiga, y aunque este procedimiento puede ayudar a salvar la vida del paciente su calidad de vida se verá afectada.

El caso de Martín llamó mucho nuestra atención porque pasó por muchas situaciones que pusieron en riesgo su vida. Él fue diagnosticado en Agosto del 2017 con cáncer de vejiga de alto grado y vivió momentos muy difíciles con la medicina tradicional:

- Su vejiga se vio gravemente afectada por una mala praxis.
- Perdió 2 litros y medio de sangre y cayó en coma.
- Sufrió una trombosis venosa en su pierna izquierda.
- Estuvo internado por 40 días.
- Bajó 20 kilos de peso, entre otros.

Buscando otras alternativas que pudieran ayudarlo a vencer su tipo de cáncer y mejorar su calidad de vida encontró al Grupo LifEscozul®. Le envió toda su documentación a nuestra parte médica y fue admitido en nuestro Protocolo LifEscozul®, dando inicio a su tratamiento en Octubre del 2018.

Sus resultados luego de un año con LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul) han superado ampliamente nuestras expectativas.

Martín nunca se rindió, al contrario, siempre mostró una gran resistencia ante esta enfermedad. Te invitamos a conocer su historia de superación.

  • Datos Clínicos

    Martín Hamel, 52 Años.

  • SINTOMATOLOGÍA

    Disuria (dificultad o dolor en la evacuación de la orina) y ardor vesical.

  • Inicio de Protocolo

    Octubre del 2017.

  • Diágnostico

    Carcinoma urotelial papilar de Vejiga alto grado. Le fueron practicadas varias cirugías, le realizaron un BCG y le indicaron Mitomicina C.

Antecedentes

FEBRERO A SEPTIEMBRE 2017

En Febrero de 2017 Martín notó que había sangre en su orina y acudió al urólogo, el doctor le indicó hacerse una eco tomografía abdominal y una eco
pélvica.

En Abril del 2017 le diagnostican un leve aumento del volumen de la próstata y además había una pequeña mancha en la vejiga.

En Agosto del 2017 se hace una cistoscopía y aparece una lesión en el cuello de la vejiga causada por un pólipo de 2 centímetros. Éste pólipo es removido en Septiembre del 2017 y se determina que es un cáncer urotelial del alto grado PTA.

NOVIEMBRE 2017

Al ser de alto grado le realizan una RTU (extirpación de los tejidos enfermos en
la uretra, próstata y vejiga) pero no había un reporte de cáncer para ese momento.

Luego le realizan un Bacilo de Calmette-Guérin (BCG por sus siglas, el cual es una inmunoterapia contra el carcinoma de vejiga) y después un PET, en ambos casos no hay resultados negativos.

MARZO 2018

Le realizan una cistoscopía y aparecen varias lesiones tumorales localizadas en
la pared derecha y cúpula vesical, luego se lleva a cabo un control de cáncer vesical y se detectan 7 tumores de 5 milímetros, los cuales fueron extraídos.

MAYO A JULIO 2018

La BCG no tuvo efectos positivos y le indicaron 10 Mitomicinas C (el cual es un fármaco de quimioterapia anticanceroso).

SEPTIEMBRE 2018

Se lleva a cabo otra cistoscopía y no hay lesiones poliposas. En este momento
Martín y su familia sintieron un gran alivio, al fin recibían una buena noticia después de pasar por tantos tratamientos.

OCTUBRE 2018

Al ser una enfermedad tan variante su médico le indica nuevamente que debe realizarse otra cistoscopía, y lamentablemente vuelven a aparecer 2 lesiones poliposas de 2 centímetros.

Al ver este cambio tan abrupto en tan sólo un mes su médico le explica que lo mejor es retirar la vejiga (la cual para ese momento estaba totalmente colapsada, es decir, que no tenía capacidad para retener la orina), pero Martín no quería que su calidad de vida se viera aún más afectada.

Martín empezó a buscar otras alternativas que lo ayuden a tratar su cáncer, y es aquí cuando hace un primer contacto con nosotros. Se comunicó con nuestro equipo médico, quienes le dieron toda la información sobre el tratamiento y el Protocolo LifEscozul®, nos envió toda su documentación y para Octubre del 2018 comenzó su tratamiento personalizado con LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escozul).

Este era el panorama nada alentador cuando Martín llegó a nosotros.

EVOLUCIÓN CON LIFESCOZUL® Y RESULTADOS ACTUALES

OCTUBRE 2018 A ENERO 2019

Para Octubre del 2018, Martín comenzó con una dosis personalizada y escalonada de LifEscozul® y con un seguimiento especializado conducido por el Dr. Aaron Sarmiento, donde se resaltó la necesidad de comunicación semanal con nuestro equipo médico desde el inicio, algo que Martín comprendió perfectamente.

Mientras Martín tomaba el LifEscozul® decidió cambiar de urólogo, éste médico le realizó una mala praxis ya que en vez de hacerle un raspaje del carcinoma le dejó un hoyo en la vejiga al retirarle el pólipo completo y parte de la pared vesical y el músculo. En esta herida se le aplicó Mitomicina C y se generó una úlcera.

Aquí empezó una etapa muy difícil en la vida de Martín.

Durante este período le realizaron una cistostomía de urgencia (cirugía para realizar una abertura o fístula en la vejiga urinaria), pero sufrió infecciones recurrentes causadas por enterococos y persistían las roturas vesicales con filtraciones.

FEBRERO 2019

Los médicos locales deciden que para cerrar la fístula, creada por la mala praxis, se debe realizar una cirugía, que no sólo no tuvo éxito sino que empeoró la situación, pues durante el procedimiento el doctor perforó la vena ilíaca y Martín perdió 2 litros de sangre, lo que lo dejó en coma por 10 días.

Pero las cosas se complicaron aún más:

Martín sufrió una trombosis venosa (coágulo sanguíneo) en la pierna izquierda que lo mantuvo internado por 40 días.

En paralelo presentó daño renal agudo, lo cual le dificultaba orinar y tenía fiebre recurrente.

En este proceso Martín perdió 20 kilos de peso.

Con este cuadro agudo Martín se convirtió en una preocupación constante para nuestro Grupo Médico.

ABRIL 2019

Finalmente Martín vuelve a casa después de pasar por toda esta situación que casi le cuesta la vida.

Le colocaron una sonda vesical y un drenaje por la cistostomía. Sigue tomando LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) pero ahora el Grupo Médico decide aumentar la dosis.

Debido a todas las complicaciones que tuvo la recomendación de los médicos seguía siendo remover su vejiga, pero ésta aún estaba muy inflamada y continuaban las infecciones, por lo que les era imposible realizar esta cirugía.

JULIO 2019 A MARZO 2020

Para estas fechas no se había realizado otra cistoscopía, pero poco a poco se podían ver las mejoras en su estado de salud.

Martín visitó a una nutricionista y recuperó los 20 kilos que había perdido a inicios de año, además le retiran el drenaje y la sonda.

Al realizarle una uretrocistografía la vejiga muestra una recuperación muy notable: ahora tiene una capacidad de 50 ml (la capacidad normal de un hombre adulto oscila entre los 250 a 300 ml). Al inicio del tratamiento LifEscozul® la vejiga de Martín no tenía capacidad para retener la orina porque estaba prácticamente colapsada.

Durante estos meses Martín nota que su calidad de vida empieza a mejorar.

JUNIO A SEPTIEMBRE 2020

El mes de Junio Martín recibió la noticia de que ya no había la presencia de tumores y que su vejiga ya volvió a su tamaño normal y recuperó sus funciones.

Además no ha sufrido más infecciones ni fiebre.

Es importante resaltar que durante todo este tiempo, desde su última cirugía en Febrero del 2019 hasta Septiembre del 2020, Martín sólo ha estado con el tratamiento de LifEscozul®, no recibió quimioterapia ni ningún otro medicamento contra el cáncer.

Su vida ha vuelto a la normalidad.

Resumen

Martín ha mantenido una comunicación frecuente con nuestro equipo médico a lo largo de todo su tratamiento con LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul), lo que nos ha permitido monitorear su caso y evidenciar su evolución y respuesta positiva.

Martín vivió momentos muy difíciles debido a las complicaciones médicas que generó la mala praxis en su vejiga, llegando al punto de casi perder su vida.

Cuando ingresó al Protocolo LifEscozul® nuestra meta principal era que recuperara su calidad de vida, y tener un control efectivo sobre su enfermedad.

Sin embargo, luego de dos años de iniciar el tratamiento con LifEscozul®, Martín no sólo recuperó su calidad de vida, sino que también su vejiga regresó a su tamaño normal y recupero su funcionalidad. No hubo más infecciones y lo más importante y notorio fue que sus tumores desaparecieron totalmente para asombro de los médicos locales.

Hay que resaltar que Martín sólo se ha mantenido con LifEscozul® durante el último año. La diferencia también ha sido mantener el seguimiento médico personalizado que nos ha permitido aumentar la dosis de forma gradual y que ha demostrado una vez más que el trabajo realizado por el Grupo Médico LifEscozul® es efectivo. Esto también es gracias a la constancia y las ganas de seguir adelante de Martín.

Su mejoría superó los pronósticos de todos sus médicos, quienes antes le daban la opción de retirar su vejiga ahora sólo se asombran de sus resultados positivos con LifEscozul®.

Martín ha demostrado que nunca hay que rendirse a pesar de las circunstancias adversas, y que cuando una persona decide luchar y cuenta con el apoyo adecuado y la preocupación médica correspondiente, sus oportunidades de sobrevivir son enormes.

Esa es la diferencia que buscamos en nuestro trabajo diario.

Somos el Grupo LifEscozul® y los Resultados Nos Definen.

Siguiente caso

Isabella - Cancer Cerebral - Lifescozul

Isabella

Isabella fue diagnosticada con un cáncer incurable en el centro del sistema nervioso, el cual es uno de los más agresivos que existen y es imposible de operar. El tratamiento que le indicó su doctor… VER MÁS