Resultados con LifEscozul®

Hector Nahoul - Cáncer de Vejiga - Resultados con LifEscozul® Cáncer de Vejiga

Introducción al caso

En el año 2016 Héctor presentó hematuria (sangre en la orina), y decidió visitar al médico para hacerse un chequeo.

Un ultrasonido reveló que había una lesión de 2 centímetros y medio en la vejiga, por lo que su urólogo le recomendó hacerse una Resección Transuretral Vesical, RTU por sus siglas. Esta intervención consiste en la extirpación de los tejidos enfermos en la uretra, próstata y vejiga.

Posteriormente la biopsia confirmó que Héctor tenía un Carcinoma Vesical de grado I, es decir Cáncer de Vejiga.

Para tratar su enfermedad le proponen sesiones de quimioterapia y también le presentaron la opción de la inmunoterapia BCG, pero Héctor rechazó ambos tratamientos. En ese momento decidió que iba a dejar que su propio cuerpo se defendiera del cáncer.

Cada 3 meses le realizaban chequeos y todo iba bien, el tiempo pasó y en Septiembre del 2019 se hace un nuevo examen, el cual reveló múltiples alteraciones en la vejiga.

Para tratar la enfermedad su urólogo le realizó un raspado, el cual afectó de gran manera a Héctor. Viendo que el cáncer estaba avanzando le proponen para finales de año hacerle una extracción completa de la vejiga.

Ante este panorama Héctor empieza a buscar otras opciones de tratamiento que puedan ayudarlo a vencer su enfermedad, es aquí cuando nos contactó e inició el tratamiento con LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul).

Conozcamos más a fondo su caso y veamos sus avances.

  • Datos Clínicos

    Héctor Nahoul, 74 años al inicio del tratamiento con LifEscozul®.

  • SINTOMATOLOGÍA

    Hematuria.

  • Inicio de Protocolo

    Noviembre del 2019.

  • ESPECIALISTA ASIGNADO GRUPO LifEscozul®

    Lic. Ariel Portal

  • Diágnostico

    Carcinoma vesical de grado I.

Antecedentes

En el año 2016 Héctor notó que habían rastros de sangre en su orina (hematuria), por lo que fue al médico.

Tras hacerse un ultrasonido se comprobó que había una lesión de 2 centímetros y medio en la vejiga. Su urólogo le recomendó hacerse una RTU (Resección Transuretral Vesical).

Para poder determinar su tipo de cáncer, el grado y qué tratamiento era el más recomendable, su médico le indicó hacerse una biopsia sin necesidad de un raspado profundo. Este examen confirmó que Héctor padecía Cáncer de Vejiga grado I.

Para tratar su enfermedad le proponen sesiones de quimioterapia, pero Héctor las rechazó debido a que no tenía garantías de que iba a curarse y además no quería exponerse a los efectos secundarios de este tratamiento tan fuerte.

Su médico también le propuso la inmunoterapia intravesical más común para el tratamiento del Cáncer de Vejiga en etapa inicial, es decir la terapia del Bacilo de Calmette-Guérin (BCG por sus siglas), pero Héctor también la rechazó, no quería exponerse a más daños.

Le hacían ultrasonidos y análisis de sangre y laboratorio cada 3 meses. Todo estaba estable y su urólogo pasó de 3 a 6 meses para realizarle los chequeos de vigilancia. Llegó un momento en el que, como todos sus estudios eran negativos, querían darle una pre-alta.

El siguiente estudio se lo realizó a los 8 meses aproximadamente, pero el urólogo que estaba tratando su caso renunció al seguro social y hubo un cambio de médico.

Este nuevo especialista programó otra RTU en el 2019 para evaluar el estado de la enfermedad de Héctor, el resultado fue exitoso y la biopsia confirmó que el cáncer todavía estaba en grado I.

En Septiembre del 2019 a Héctor le hacen una cistoscopia y se reveló que la vejiga tenía muchas alteraciones. Como consecuencia le realizaron una intervención muy agresiva, hubo mucho sangrado a causa del raspado y se formaron coágulos de sangre.

Debido al avance de la enfermedad a Héctor le proponen una cistectomía radical (extracción completa de la vejiga) para fines de año.

Su vida iba a cambiar para siempre y Héctor decidió buscar otras opciones que no le causaran más daño y desmejoraran su calidad de vida.

Ya había escuchado sobre la medicina cubana y sus excelentes resultados con el Veneno del Escorpión Azul en el tratamiento de pacientes oncológicos. Héctor buscó más información en Internet con ayuda de su hija y encontraron al Grupo LifEscozul®.

Entró en contacto con nuestro Gerente General y Especialista Ariel Portal y el Doctor Aaron Sarmiento, quienes inmediatamente le dieron respuesta y le explicaron qué resultados se podían esperar con el tratamiento.

En Noviembre del 2019 Héctor inició con nuestro tratamiento LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) bajo las dosis indicadas por el Doctor Sarmiento y un monitoreo constante por parte de nuestro Especialista Ariel Portal.

EVOLUCIÓN CON LIFESCOZUL® Y RESULTADOS ACTUALES

MARZO A DICIEMBRE DEL 2020

Durante todo el tiempo que Héctor lleva en tratamiento se ha mantenido en contacto con nuestro Grupo de Especialistas, de esta manera hemos podido hacer los ajustes en su dosificación de LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul) en los casos que han sido necesarios.

En los estudios que se realizó en el mes de Marzo del 2020 ya no se nota marcadamente la inflamación en la vejiga, sólo había la presencia de dos nódulos de 10 y 11 milímetros respectivamente.

Para Diciembre del 2020 su hija nos envió un hermoso mensaje de Navidad agradeciéndonos, ya que para Héctor y su familia el tratamiento con LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) representó una gran ayuda para retrasar el avance de su enfermedad.

A continuación les presentamos un extracto de este mensaje:

"Desde lo más profundo de nuestros corazones les agradecemos el indescriptible regalo que ustedes le han dado a esta familia: Poder celebrar este año en compañía de mi papá que, al día de hoy, goza de estabilidad razonable y el haber podido disfrutarlo un año más con bienestar y cierta estabilidad aún con los desajustes propios de la enfermedad.

De no ser por LifEscozul® no podríamos asegurar que mi papá siguiera vivo o las condiciones de salud que tendría si no los hubiéramos encontrado.

Ese regalo no tiene precio, no se puede describir, sólo se puede compartir y agradecer infinitamente."

Hoy Héctor goza de muy buena salud y calidad de vida, su caso sigue bajo la vigilancia constante de nuestro Equipo Médico de forma indefinida.

Resumen

En el año 2016 Héctor fue diagnosticado con un Carcinoma Vesical de grado I. Para tratar su enfermedad le proponen quimioterapia y la inmunoterapia BCG, pero Héctor rechazó ambos tratamientos.

En Septiembre del 2019 se hace un nuevo examen, el cual reveló múltiples alteraciones en la vejiga. Su urólogo le realizó un raspado, el cual afectó de gran manera a Héctor, y al ver que el cáncer había avanzado le proponen extraer por completo la vejiga.

Héctor decidió buscar otras opciones de tratamiento y encontró al Grupo LifEscozul®, iniciando con nuestro tratamiento LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul) en Noviembre del 2019.

En Marzo del 2020, los estudios revelaron que ya no se nota marcadamente la inflamación en la vejiga y que sólo había la presencia de dos nódulos de 10 y 11 milímetros.

Esto demostró que el tratamiento LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) logró detener el avance de la enfermedad hasta ese momento.

Al día de hoy Héctor tiene una muy buena calidad de vida y tanto él como su familia están muy agradecidos por el trato ético, profesional y humano que les hemos brindado durante todo este tiempo en el Grupo LifEscozul®.

Somos el Grupo LifEscozul® y los Resultados Nos Definen.

Siguiente caso

Cecilia Ochoa - Cáncer de Mama - Resultados con LifEscozul®

Cecilia Ochoa

El caso de Cecilia se trata de una recidiva muy fuerte, ya que hace 4 años fue diagnosticada con Cáncer de Colon invasor, el cual gracias a quimioterapia y cirugía logró superar, y en Enero del 2020 el cáncer vuelve a presentarse, esta vez se trataba de un Carcinoma Ductal Infiltrante.

VER MÁS



Carcinoma Vesical grado I: Este resultado refiere que el cáncer ha crecido a través del recubrimiento interno de la vejiga, llegando hasta dentro de la lámina propia pero no se ha diseminado hacia la capa gruesa del músculo en la pared de la vejiga, ni a los ganglios linfáticos ni a otros órganos.