Resultados con LifEscozul®

Isabella López - Cáncer Cerebral - Resultados con LifEscozul® Cáncer Cerebral

Introducción al caso

El Astrocitoma Anaplásico es un tumor de grado III que constituye el 4% de todos los tumores primarios del SNC (Sistema Nervioso Central). El 60% de los casos se diagnostican entre los 45 y los 69 años, pero también hay casos en los que este cáncer tan agresivo se presenta en niños pequeños.

El caso de Isabella es muy representativo para el Grupo LifEscozul® y es nuestra paciente con más tiempo en tratamiento.

Cuando Isabella tenía tan sólo 6 meses de edad fue diagnosticada con un Astrocitoma Anaplásico grado 3, un tumor cerebral que estaba en el centro de su sistema nervioso. Su neurocirujano les indicó que no se atrevía a operar a Isabella porque había un gran riesgo de que la pequeña no sobreviviera a la cirugía debido a que el tumor estaba en un área muy delicada.

A esta bebé que estaba empezando a vivir le pronosticaron de 4 a 6 meses de vida, aun si recibía o no los tratamientos de la medicina tradicional.

Yensy, la mamá de Isabella, no se rindió ante esta noticia porque ella estaba segura de que existía algún tratamiento que pudiera salvarle la vida a Isabella.

Cuando Yensy se contactó con nosotros al fin vio un rayo de esperanza, y en Mayo del 2011 Isabella inició el tratamiento con LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul).

Este caso de Cáncer Cerebral es tan fuerte como emotivo, veámoslo a continuación.

  • Datos Clínicos

    Isabella López, 7 meses de edad al inicio del tratamiento con LifEscozul®.

  • SINTOMATOLOGÍA

    Movimientos anormales y desviación inferior de ambos ojos.

  • Inicio de Protocolo

    Mayo del 2011.

  • ESPECIALISTA ASIGNADO GRUPO LifEscozul®

    Dr. Aaron Sarmiento

  • Diágnostico

    Glioma infiltrante, astrocitoma anaplásico grado 3.

Antecedentes

Cuando Isabella tenía 4 meses de edad empezó a tener problemas en ambos ojos, presentaba movimientos anormales y una leve desviación. Su mamá, Yensy, la llevó al hospital para que fuera examinada.

Una tomografía computarizada (CT) realizada en Abril del 2011 reveló que Isabella tenía un Astrocitoma Anaplásico grado 3, el cual es un tumor cerebral que se encontraba en el centro de su sistema nervioso y por lo tanto era inoperable.

Por lo invasiva y agresiva que era la enfermedad a Isabella le dieron sólo de 4 a 6 meses de vida.

Otro doctor les indicó que se le debía hacer una biopsia a Isabella. Este procedimiento duró 10 horas y consistió en hacerle una incisión de lado a lado de la cabeza, fueron momentos muy difíciles para la familia.

Los médicos también le hicieron a Isabella una segunda cirugía para colocarle un catéter. Fue aquí cuando le indicaron a Yensy que su bebé necesitaba quimioterapia con temozolomida (el cual es un fármaco oral contra el cáncer).

Fueron 3 sesiones de quimioterapia que complicaron aún más la situación de Isabella. Yensy debía limpiar el catéter constantemente y además la bebé también tenía una sonda que iba de la nariz al estómago. Isabella lloró día y noche con este tratamiento.

Cuando Yensy le preguntó al oncólogo si con esta terapia Isabella mejoraría éste le comentó que a pesar de todo ella moriría debido al cáncer tan agresivo que padecía.

Sabiendo esto Yensy habló con su esposo y ambos decidieron no continuar con las quimioterapias, si su bebé iba a morir preferían que fuera feliz en el poco tiempo que estaría con ellos.

Yensy, agobiada con la idea de que Isabella no tuviera posibilidades de salvación, visitó al Hospital Saint Jude (St. Jude Children's Research Hospital), el cual es un centro de investigación y tratamiento pediátrico ubicado en Estados Unidos que se enfoca en la leucemia y otros cánceres, para buscar alguna opción médica que pudiera ayudar a Isabella.

Luego de evaluar su caso se comunicaron con Yensy y le dijeron que el diagnóstico de la pequeña Isabella era muy grave y que no podían hacer nada por ella.

Yensy no se dejó vencer luego de escuchar esto, ella no aceptaba el hecho de que su hija no tuviera oportunidades de supervivencia aún teniendo un equipo médico de cuidados paliativos en casa.

Estuvo muchos días y noches buscando opciones de tratamientos y en una de sus investigaciones por internet encontró a LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul). Lo que más llamó la atención de Yensy es que nuestro tratamiento no tenía efectos secundarios, y al tratarse de una bebé tan pequeña este aspecto era perfecto.

Yensy se comunicó con nosotros porque quería saber más del tratamiento, e inmediatamente arreglamos todos los detalles para que ella e Isabella viajaran a Cuba a buscar el tratamiento para la pequeña.

Al llegar al aeropuerto fue recibida por el Biólogo Ariel Portal y aquí empezó nuestra historia con Isabella. Desde ese momento al fin Yensy se sintió más aliviada, segura y apoyada después de sólo haber escuchado noticias negativas por parte de tantos doctores.

Después de que nuestro Equipo Médico evaluara a Isabella y leyera toda su documentación médica, en Mayo del 2011 inició el tratamiento con LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul).

EVOLUCIÓN CON LIFESCOZUL® Y RESULTADOS ACTUALES

2011 al 2015

Yensy siempre ha mantenido comunicación constante con nuestro Equipo Médico, esto nos ha permitido adaptar las dosis a medida que Isabella crecía.

Desde que empezó a tomar el tratamiento de LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul), Isabella no ha tenido efectos secundarios por el medicamento.

Los 6 meses que le habían pronosticado sus doctores se extendieron hasta convertirse en 5 años de sobrevida, y durante todo este tiempo sólo tomó el LifEscozul®.

Para el 2015 Isabella ya tenía 5 años de edad y era una niña muy saludable y enérgica. En ese año Yensy asistió a un evento al cual van familias de niños con cáncer para narrar sus experiencias y conocer más sobre la enfermedad.

Mientras caminaban por el lugar se encontraron al antiguo oncólogo de Isabella, el doctor se sorprendió al verla porque él fue una de las personas que había dicho que la niña no iba a durar más de 6 meses por su enfermedad. El doctor miró a Yensy boquiabierto y le preguntó “¿cómo puede estar viva?”.

Para evaluar el estado de salud de Isabella y el desarrollo del tumor, el doctor preguntó si se le podía hacer una resonancia magnética, tan grande era su curiosidad e incredulidad con el caso de la pequeña.

El resultado de este estudio que se realizó en Junio del 2015 reveló que el tumor sólo medía 15 x 11 x 12 milímetros en el lado derecho del cerebro. Ver este resultado fue algo increíble para el oncólogo.

A pesar de esta excelente noticia el doctor no le dio los resultados de inmediato a la familia de Isabella, primero quería conversarlo con otros expertos. Al final no encontró la explicación de cómo una enfermedad con casi ninguna probabilidad de supervivencia pudo ser vencida, además, Yensy nunca le dijo que Isabella estaba tomando el tratamiento con LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul).

Finalmente, Yensy recibió los resultados de la tomografía y vio con sus propios ojos lo pequeño que estaba el tumor. En ese momento pensó que era la oportunidad de extirpar lo que quedaba de él y se contactó con un cirujano en Florida experto en este tipo de procedimientos.

Este cirujano le hizo una nueva resonancia magnética a Isabella en Diciembre del 2015 y el resultado arrojó que el tumor medía 15 x 12 x 18 milímetros.

Estando en la consulta el cirujano le dijo a Yensy que no era necesario operar a Isabella por un tumor tan pequeño. En palabras textuales también le comentó: "Lo que sea que estés haciendo síguelo haciendo porque está funcionando”.

Nuestro Equipo Médico también evaluó los exámenes de Isabella y se procedió a subir la dosis de LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul) para obtener mejores resultados.

2016 al 2020

Yensy nos comentó que la vida de Isabella ha sido maravillosa durante todos estos años. Es una niña normal que asiste a la escuela y juega con sus amigos.

Otros datos importante sobre Isabella son:

- En años anteriores padecía convulsiones y estuvo en tratamiento con distintos fármacos. Estas convulsiones desaparecieron casi por completo y ya no toma medicamentos para este síntoma.

- Debido a que el tumor está tocando ciertas áreas del cerebro su visión es mala sólo en su ojo derecho y tiene un leve estrabismo.

- Es capaz de memorizar y leer sin problemas y es muy inteligente.

- Después de las vacunas de los primeros dos meses de edad nunca más ha tomado vacunas para evitar enfermedades.

- Su sistema inmunológico es muy fuerte, hay temporadas en que su familia se enferma por algún virus y la única que no se enferma es Isabella.

- Si tiene una caída y se corta o se raspa la herida cicatriza al siguiente día.

Desde el 2016 hasta el 2020, el tumor tuvo las siguientes variaciones en cuanto a su tamaño:

  • - Agosto del 2016: 1.6 x 1.8 x 2.0 milímetros.
  • - Abril del 2017: 2.1 x 2.3 x 1.7 centímetros.
  • - Julio del 2018: 17 x 12 x 16 milímetros.
  • - Abril del 2019: 11.5 milímetros.

Isabella toma el LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) todos los días tal como se lo indicó nuestro Equipo Médico.

En Octubre cumplió 10 años de edad y festejaron a lo grande. Para Isabella y su familia haber vencido al cáncer y todos sus pronósticos iniciales son motivos de celebración de todos los días.

En casa no hablan de la enfermedad de Isabella, y al ver su excelente estado de salud es increíble pensar que es una paciente oncológica.

Para el Grupo LifEscozul® es un placer ser partícipes de su crecimiento y ver su sonrisa todos los días.

Isabella seguirá bajo la vigilancia constante de nuestro Equipo Médico, lo cual nos permitirá continuar perfeccionando el tratamiento con LifEscozul® (la formulación más efectiva elaborada con el veneno del escorpión azul).

Resumen

Con sólo 6 meses de edad Isabella fue diagnosticada con un Astrocitoma Anaplásico grado 3, un tipo de cáncer tan invasor y agresivo que todos los médicos le daban máximo de 4 a 6 meses de vida.

Para tratar su enfermedad le prescribieron quimioterapia, la cual la debilitaba enormemente y no le aseguraba ninguna oportunidad de recuperación, por lo que sus padres decidieron no seguir con este tratamiento.

Yensy, su madre, jamás se rindió a pesar de todos los obstáculos que encontró en el camino con todos los doctores que veían el caso de Isabella, hasta que se topó con nosotros y sus vidas cambiaron.

Desde que Isabella inició con el tratamiento de LifEscozul® (escozul, veneno del escorpión azul, escoazul) hace 10 años, no ha tenido ningún efecto secundario y el tumor se ha ido reduciendo hasta el punto de ser casi imperceptible en sus exámenes.

Es importante resaltar que durante todo este tiempo Isabella no ha tomado ningún otro tratamiento, sólo ha estado con el LifEscozul®.

Isabella hace todas las actividades de una niña de su edad, va al colegio, es muy inteligente y enérgica y ninguna enfermedad la ha mantenido en cama.

Isabella fue la inspiración del Grupo LifEscozul® para seguir adelante y perfeccionar el tratamiento con LifEscozul®. Nuestra meta es darle a todos nuestros pacientes una formulación que los ayude a vencer el cáncer y mejorar su calidad de vida.

Nuestro Equipo Médico trabaja día a día y mantiene una vigilancia y seguimiento constantes a nuestros pacientes para ajustar las dosis adecuadamente y obtener los resultados esperados, así como lo logramos con Isabella.

Somos el Grupo LifEscozul® y los Resultados Nos Definen.

Siguiente caso

Enrique Arrascue - Cáncer Cerebral - Resultados con LifEscozul®

Enrique Arrascue

En Marzo del 2017, Enrique fue diagnosticado con un Meduloblastoma en fosa posterior. En Mayo del 2017 se somete a cirugía para extirpar el tumor y posteriormente inició sesiones de radioterapia y quimioterapia.

Mientras buscaba un tratamiento para su suegro, que también tenía cáncer en ese momento, encontró al Grupo LifEscozul®.

VER MÁS



Glioma Infiltrante: El glioma es un tipo de tumor que se desarrolla en el cerebro y la médula espinal, y se divide en 3 tipos: Astrocitomas, Ependimomas y Oligodendrogliomas.

Astrocitoma Anaplásico: Los astrocitomas son tumores que se pueden formar en el cerebro o en la médula espinal. Se originan en las células gliales llamadas "astrocitos", las cuales le proporcionan apoyo a las neuronas. Entre los Astrocitomas de alto grado (grado III o IV) encontramos al Astrocitoma Anaplásico, este tipo de tumor tiende a crecer muy rápido y a propagarse al tejido encefálico normal circundante.