Grupo LIfEscozul Nos Definen los Resultados. Escozul (Veneno del escorpión azul, escorpión azul, veneno del alacrán azul).
Sábados- Domingos: Cerrados

Hable con un Especialista:
Ecuador: +59322261640
Chile: 800914011

Escríbenos a WhatsApp:
+1 9362240034
LifEscozul Cuba

Hembra-de-RJ-con-crias-copia

Sobre el Autor:
Licenciado en Biología en el año 2004 de la Universidad de la Habana, trabajó en el Departamento de Investigación y Desarrollo en LABIOFAM como parte del proyecto Escozul, especializado en el manejo de las poblaciones de Rhopalurus junceus. Desarrolló estudios sobre la importancia de la dieta en la concentración del veneno del escorpión azul (Escozul).

Los alacranes (o escorpiones) son especies que utilizan un tipo de estrategia de reproducción muy diferente a la de los mamíferos, por citar un ejemplo.

Nuestra estrategia de cría, la de los humanos, es tener de 1 a 3 hijos y dedicarles muchísimos cuidados parentales en aras de que sobrevivan y puedan perpetuar nuestra especie. Esto se debe a que somos una especie más evolucionada capaz de especializarse en un tipo de crianza sumamente efectiva y que sin duda ha tenido un impacto en nuestro desarrollo.

Sin embargo, en los alacranes y muchas otras especies no es así. La forma que tienen ellos de perpetuar su especie es teniendo grandes camadas de hijos de las cuales solo suelen sobrevivir entre un 3 y 5 % del total. Aquí la estrategia es tener muchos hijos y la esperanza de que algunos sobrevivan. Dado que es una estrategia poco efectiva donde se pierde gran parte de las camadas, las especies que la practican se ven obligadas a reproducirse una y otra vez. Un factor importante es que ninguno de los futuros padres escorpiones estará por la labor de cuidar a sus hijos y en muchos casos se convierten en depredadores de su propia camada.

¨Los escorpiones son muy antiguos y su primer registro data de hace 400 millones de años¨
lineaarticulos

Como promedio una camada de escorpiones puede llegar a tener hasta 100 pequeños e inofensivos escorpiones que al nacer se suben de inmediato encima de la madre y solo hasta que mudan una o dos veces y están lo suficiente fuertes, no abandonan el refugio materno. Este es el único cuidado parental que la mamá escorpión ofrece a sus hijos y por supuesto, no es cierto que los pequeños escorpiones puedan comerse a su madre dado que no tienen ni la fuerza ni la cantidad de veneno necesaria para acabar con ella, a pesar de su poco afecto maternal.

En el caso específico de Rhopalurus junceus, escorpión de cuyo veneno se produce el Escozul, una hembra como promedio tiene unos 30-40 escorpiones. Por suerte para esta especie, la cantidad de depredadores en Cuba que pueden incidir directamente en su desarrollo es escasa y la conducta furtiva de las crías ayuda a que puedan sobrevivir los primeros tiempos.

El hecho de que Rhopalurus junceus posea un veneno cuyo principio activo es la base para tratar diversos tipos de cáncer nos hace preguntarnos si es posible criarlos masivamente en cautiverio desde que nacen y de esta manera evitar la sobreexplotación de las poblaciones naturales.

Por desgracia no es posible.

Un alacrán necesita varios ciclos (mudas) para convertirse en un alacrán adulto y durante este tiempo su veneno no puede ser explotado ni usado con fines médicos. Como promedio, pueden pasar dos años antes de que el veneno pueda ser extraído, durante ese tiempo los escorpiones necesitan de cuidados cada vez mayores cuando están en cautiverio.

¨No es posible criar masivamente a Rhopalurus junceus en cautiverio¨
lineaarticulos

A todo esto, hay que sumarle el carácter territorial de Rhopalurus junceus, que hace que no tolere la presencia de otros alacranes en su entorno, activando una conducta de canibalismo que solo puede ser resulta aislando los alacranes unos de otros. En términos de costos y espacios, se hace muy difícil poder ubicar y mantener toda una camada de escorpiones.

Otro factor a tomar en cuenta es la alimentación. Por lo general la dieta en cautiverio se compone de un solo tipo de alimento, lo que tiene un impacto en el desarrollo del pequeño alacrán. En la naturaleza las fuentes de alimentación son diversas y ricas en diferentes tipos de nutrientes.

Todas estas consideraciones nos indican lo difícil que criar los escorpiones desde que nacen hasta que se vuelven adultos, haciendo imposible una cría masiva y sostenida en laboratorio. Lo mejor que se ha podido hacer es devolver a la naturaleza cada camada que nace en laboratorio y que al menos haya mudado dos veces, lo que ayuda a que al menos una parte pueda tener posibilidades de sobrevivir.

Aunque sabemos que no te gustan los escorpiones, las arañas, o los sapos (ni aunque se conviertan en príncipes), ya sabes que en uno de ellos puede residir un nuevo tipo de tratamiento contra enfermedades mortales como el cáncer y para que los científicos podamos descubrirlos necesitamos de tu tolerancia para con ellos. Recuerda que siempre ellos te van a temer más a ti.